Síguenos en:

¿Qué son los prismas activos o posturales?

¿Qué son los prismas activos o posturales?
0votos
1 2 3 4 5
Gracias por votar este artículo

El sistema visual informa de la localización de nuestro cuerpo en el espacio y la relación con los objetos que nos rodean. Cada vez más, los optometristas, disponemos de muchas herramientas para solucionar problemas visuales y posturales en coordinación con otros profesionales.

Una de estas herramientas son los prismas posturales, una lente que desvía la luz y que mirando a través de ella la imagen se ve desplazada en una dirección u otra, dependiendo de su potencia y su posición. Al poner un prisma delante del ojo, inducimos una alteración en la localización de la imagen en el espacio perturbando las referencias espaciales preexistentes a causa de su efecto óptico.

Los prismas activos provocan un cambio en la entrada de información visual que afecta al músculo ocular que se encarga de recolocar la imagen en la posición cómoda de fusión y a los músculos esqueléticos de todo el cuerpo, por lo que modifican la entrada de información propioceptiva.

Por lo tanto, cuando un optometrista prescribe un prisma a un paciente es para actuar en su sistema propioceptivo. Éste sistema se encarga de informar al cerebro sobre sensaciones de hambre, sed, debilidad y, lo que más nos interesa, la relación de nuestro cuerpo y el espacio.

La información llega al cerebro desde los receptores cutáneo-plantares, husos musculares, sistema de Golgi, receptores articulares, oído interno y sistema visual que se integran en una especie de programa donde reside la consciencia innata del esquema corporal.

El tratamiento propioceptivo a través de la reeducación postural y el uso de lentes prismáticas permite:

  • - Una lectura más rápida y más fluida.
  • - Mejorar la comprensión lectora.
  • - Mejorar la caligrafía.
  • - Disminuir la fatiga.
  • - Mejorar la concentración.
  • - Eliminar el dolor, desequilibrios, vértigo.
  • Hay que tener en cuenta que, tanto en el caso de niños como en adultos, siempre hay que tener presente que la intervención para resolver estos problemas ha de ser multidisciplinaria y entran en juego el odontólogo, podólogo posturólogo, optometrista, oftalmólogo, osteópata y/o psicopedagogo.

María José Camacho García. Optometrista. Col. 18198

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Escribe tu nombre
Nombre
Email (no lo haremos público)
Tu web
Tu comentario
Introduce el código captcha de arriba