Síguenos en:

Consejos antes de usar audífonos

Consejos antes de usar audífonos
1votos
1 2 3 4 5
Gracias por votar este artículo

Los audífonos son aparatos cuya misión principal es ampliar y modificar las señales sonoras para permitir una mejor audición y comunicación. El uso de esto aparatos provoca la estimulación del cerebro y le hace recordar los sonidos que sin estos aparatos no oiría.

El audífono consta de tres partes: el micrófono es el encargado de recibir el sonido ambiente y convertir las señales sonoras en eléctricas; amplificador, su misión principal es modular las señales eléctricas y aumentar su intensidad; y el auricular: conduce el sonido hasta el interior del oído.

El 30% de las personas mayores de 65 años tiene algún problema de audición por lo que la pérdida auditiva afecta, sobre todo, a personas mayores. Hay algunas profesiones que tienen riesgo de padecer pérdida de audición en edades más tempranas debido a la exposición al fuertes ruidos como los músicos, los djs, los pilotos o los profesionales del tráfico.

La pérdida de audición, por norma general, viene provocada por el envejecimiento de las células, sobre todo las del oído interno, de ahí que las personas mayores sean las principales afectadas. 

Son muchos los pacientes que no quieren usar audífonos y son muy reticentes ante esta situación pero lo más importante es reconocer el problema para poder ponerle solución cuanto antes. Desde Multiópticas Lucena ayudamos a nuestros pacientes a comprender y conocer su problema para explicarle las consecuencias y ofrecerle las mejores soluciones adaptadas a sus necesidades.

Una de las principales dudas de los pacientes es la inversión que deben realizar para mejorar sus problemas de pérdida auditiva. Los audífonos mejoran la salud de los pacientes ya que no solo nos ayudan a escuchar mejor, sino que son clave a la hora de mejorar las relaciones con nuestro entorno y prevenir la demencia senil.

Una vez que decidimos utilizar los audífonos tenemos que acostumbrarnos a ellos. Este proceso no es instantáneo ni rápido. Deberemos ir incluyendo el uso de los audífonos en nuestra rutina diaria para ir acostumbrándonos a ellos. Nuestro consejo es empezar a usar audífonos en espacios tranquilos, sin exceso de ruido, para ir familiarizándonos con él.

Como todo, cada persona tiene una audición diferente y lo que sirve a uno puede que a otro no. Por ello, cada caso es único y especial y la adaptación  es clave. Se necesita un tiempo para que los audífonos nos ofrezcan toda su ayuda. No todas las pérdidas auditivas son iguales y no todas las personas se adaptan igual a los cambios.

En las primeras tomas de contacto con el audífono tenemos que evitar lugares con ruidos excesivos para facilitar la adaptación de nuestro oído a su nuevo “mejor amigo”.

La salud auditiva es, en definitiva, la salud de nuestro cerebro por ello es muy importante que nos adaptemos al audífono ya que nos permitirá mejorar nuestra calidad de vida. Por ello, nuestros expertos estudian cada caso para ofrecerte la mayor información y solución a tu problema.

Y tú, ¿has notado pérdida de audición? Si tienes cualquier duda ponte en contacto con nuestros profesionales. Tu audición nos preocupa y queremos ayudarte.

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Escribe tu nombre
Nombre
Email (no lo haremos público)
Tu web
Tu comentario
Introduce el código captcha de arriba