Síguenos en:

Revisa la visión de tus pequeños para prevenir el fracaso escolar

Revisa la visión de tus pequeños para prevenir el fracaso escolar
0votos
1 2 3 4 5
Gracias por votar este artículo

El estudio del Colegio de Ópticos Optometristas de Castilla y León afirma que 1 de cada 4 escolares padece defectos visuales como miopía, ojo vago o hipermetropía y estos pueden afectar negativamente a su rendimiento académico.

Todo quedará en una anécdota si prevenimos con tiempo los posibles problemas ya que muchos de ellos se pueden corregir a tiempo y que sólo quede en una anécdota.

La vuelta al cole es el momento perfecto para prestare atención a los posibles problemas visuales de nuestros hijos porque es la época en la que más usan el sentido de la vista y  por el que canalizan su aprendizaje a lo largo de todo el año,  tanto a través del estudio como de las habilidades motoras con el ejercicio físico.

El 25% de los menores en edad escolar padece problemas visuales que son responsables, además, de al menos un tercio de los casos de fracaso escolar. Puedes apreciar problemas visuales si notas que se acerca mucho al libro, se distrae con frecuencia, le lloran o se le irritan los ojos… Son pequeñas alarmas que nos deben llevar a consultar con nuestro óptico-optometrista ante cualquier duda, o como norma general, cada año al iniciar el curso.

Al menos una vez al año nuestros pequeños deben pasar un examen visual específico. Lo más recomendable es hacerlo al inicio del curso y durante las épocas de mayor actividad para conseguir el máximo desarrollo de sus capacidades visuales y su máxima adaptación a las exigencias del aprendizaje.

Lo más recomendable es hacer el primer examen ocular a los 6 meses de edad para detectar otros posibles problemas. El siguiente debería hacerse a los 3 años, antes de comenzar el colegio y desde entonces, de forma anual. Como con otras cosas de la vida, los problemas oculares, cuanto antes se encuentren mejor, ya que cuanto más tardemos en tratarlos más avanzará el problema. Cuanto antes los descubramos mayores son las probabilidades de conseguir buenos resultados tendremos.

 

Algunos síntomas pueden indicarnos a padres y a educadores la necesidad de un examen visual en el niño:

  1. Parpadeo y lagrimeo excesivo.
  2. Taparse un ojo.
  3. Acercarse mucho para ver la televisión o al leer.
  4. Si tiene déficit de atención y concentración.
  5. Si se queja de problemas para ver bien lo que se escribe, ve doble o borroso.
  6. Si sigue el texto con el dedo o frunce el ceño.
  7. Si tiene dolores de cabeza o tropieza con facilidad por no calcular bien las distancias.

 

 

Y tu, ¿cada cuanto revisas la visión de tus pequeños?

 

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Escribe tu nombre
Nombre
Email (no lo haremos público)
Tu web
Tu comentario
Introduce el código captcha de arriba